La preocupación es una condición humana, quién no ha tenido una preocupación en la vida, la preocupación encierra muchas interrogantes sobre el que pasará si no tengo una solución acertada. La preocupación puede consumirte día a día y puede influir en tu estado de ánimo y hacer que entres en un estado de baja autoestima. Descubre aquí como combatir la preocupación para que esta no influya en tu proceso de mejorar la autoestima.

La palabra preocupación deriva de una palabra que en inglés antiguo significa “estrangular” no le falta razón al significado de esta palabra, porque es así como nos sentimos cuando tenemos una preocupación es como si nos estuvieran estrangulando o asfixiando.

La preocupación se torna un poco peligrosa cuando se está con baja autoestima porque cuando se está con baja autoestima los pensamientos negativos influyen en la mente y todo se tiende a ver de manera exagera, fatalista y negativa.

Es necesario no dejarse llevar por la preocupación, una excelente manera de combatir la preocupación es analizar el porqué de lo que te preocupa y cuánto te puede afectar en tu día a día. Teniendo en detalle el problema se buscará una mejor solución ¿No crees?

Sería importante que clasifiques tus preocupaciones, y te hagas las siguientes preguntas. Utiliza estas preguntas para que sea más fácil resolver tu preocupación y emprendas tu camino a aumentar la aumentar.

  1. Esta preocupación que me agobia es por una pequeña cosa? Supongamos que su preocupación es por algo que todavía no ha sucedido, por ejemplo: por opinar frente a los demás, o la reacción de la gente por tu forma de vestir. Considera el peor resultado la gente se puede reír o criticarte es lo peor que pueda pasar no será nada más. Tú crees que vale la pena poner en peligro tu salud mental por lo que digan los demás.
  2. Esta preocupación es por algo inevitable? Por ejemplo pensar en la idea que están pasando los años está envejeciendo y vas morir. Esto es inevitablemente tiene que pasar y ni tú ni nadie puede detener ese proceso, solo lo tienes que asumir de la mejor manera posible y centrarte en lo que le falta por vivir. Disfruta de tu vida y concéntrate en lo que todavía puedes hacer, no permitas que estás preocupaciones vánales influyan en tu proceso de mejorar la autoestima.
  3. Tu preocupación es por algo poco probable, como que se puede caer el puente por donde transitas o porque un asteroide puede caerte o muchas cosas poco probables que están en tu mente a manera de precaución pero que te están incomodando, no te dejes agobiar y piensa que hay pocas probabilidades que suceden y concentrarte en tu desarrollo personal para aumentar la autoestima.

Plantéate estás 3 preguntas para ya que estás te podrán ayudar a minimizar tu preocupación ya que la vas desmenuzar y analizar tu preocupación además te darás cuenta que no es tan fatal como crees. Ten en cuenta que si vives en la preocupación esta te puede influir en la baja autoestima.

Toma acción desde ya, ten en cuenta lo que te aconsejo y sigue mis sugerencias para que puedas tener más tranquilidad lo mereces.
Cuenta conmigo en tu proceso de cambio, estoy para ayudarte si tú me lo permites y si realmente quieres mejorar la autoestima.

Un Saludo de Éxito.

Valeria Saavedra
Creadora del Reporte:
” Diez consejos Básicos para Mejorar la Autoestima”

Es importante para mí tu opinión, me gustaría que me dejaras un comentario del artículo, que te ha parecido, si has podido aplicar algunos de los consejos y que tal te fue. Me interesa saber cuáles son tus frustraciones y que te gustaría mejorar en tu vida, yo personalmente te contestaré.